en educación, innovación

Somos protagonistas de la transformación a gran velocidad que está sufriendo el mundo. El entorno, los recursos, las formas de hacer, las tecnologías y las necesidades de las empresas han cambiado.

Y es en este contexto donde las empresas no solo demandan profesionales altamente cualificados si no que además buscan personas que tengan habilidades muy diversas.

Demandan profesionales que sean capaces de buscar soluciones a los problemas de manera independiente y creativa entre otras competencias, el mundo se transforma a gran velocidad.

El concepto competencia engloba un conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes que capacitan al alumno para llevar a cabo tareas profesionales.

En este contexto de transformación y cambios constantes, el alumno no debe de adquirir sólo las competencias técnicas si no, que necesita desarrollar otro tipo de competencias (competencias blandas) como: el trabajo en equipo de manera colaborativa, la autonomía, aprender a aprender, implicación del alumno en su propio aprendizaje…

Una de las competencias más demandadas actualmente en el mundo laboral es el saber trabajar en equipo, que conlleva al alumno a desarrollar una serie de cualidades como la responsabilidad, rendimiento, comprensión, la capacidad comunicativa, la flexibilidad o la capacidad resolutiva independiente y creativa

trabajo colaborativo

¿Qué es el trabajo colaborativo?

Para muchos de nosotros trabajar en equipo es, “cada uno hace su parte y entregamos un todo” y esta es una de las grandes diferencias entre el trabajo en equipo y el trabajo en equipo colaborativo.

El trabajo en equipo se limita al reparto de tareas y cada persona se encarga de una pero no necesariamente se crean vínculos de equipo si no todo lo contrario, se fomenta la individualidad y además promueve la competencia y se acentúan los conflictos y diferencias.

En cambio el trabajo colaborativo implica a todos los miembros por igual, se aprovecha el potencial de cada uno de los miembros, existe la responsabilidad individual real y se deja a un lado la competencia apostando por un aprendizaje y una meta común para todos.

Si nos paramos a pensar, el rodaje de una película, la creación de un videojuego, un proyecto web o el desarrollo de una app necesitan un equipo de trabajo colaborativo para que el proyecto vea la luz. Pere Pujolás define la diferencia que él observa entre un trabajo en equipo y un trabajo o aprendizaje colaborativo (2004: 81):

No se trata sólo de hacer una misma cosa entre todos, sino también de hacer cada uno una cosa al servicio de una “comunidad” que persigue unas metas comunes.

Ventajas del trabajo colaborativo, juntos es mejor.

Algunas de las ventajas que tiene el trabajo colaborativo en el desarrollo de proyectos de cualquier naturaleza son:

  • En el trabajo colaborativo existe una fuerte relación de interdependencia entre los miembros que los conforman ya que la consecución del objetivo es la meta de todos los miembros.
  • Cada miembro del grupo es responsable individualmente para alcanzar el objetivo final.
  • Los grupos de trabajo son heterogéneos por tanto favorece el aprendizaje entre los miembros del grupo dejando a un lado la individualidad.
  • Mejora la productividad y el rendimiento tanto individual como grupal.
  • Cada uno de los miembros tiene su parte de responsabilidad para la ejecución de las acciones grupales.

–  Se persigue el logro de objetivos a través de la realización individual y conjunta por tanto la responsabilidad es compartida.

  • El trabajo colaborativo exige en cada uno de los participantes habilidades comunicativas, responsabilidad individual y grupal además de la capacidad de resolución de conflictos.

– Ayuda a desarrollar actitudes más positivas hacia los otros, como el respeto y valoración, confianza y colaboración, solidaridad y empatía.

Todos somos conscientes de la dificultad que tiene el trabajo en equipo colaborativo pero hoy en día es una competencia esencial en cualquier disciplina y ámbito social de nuestra vida. No estamos solos, por tanto tampoco trabajaremos solos.

 

Bibliografía

PUJOLÀS, P. (2004): Aprender juntos alumnos diferentes. Los equipos de aprendizaje cooperativo en el aula. Barcelona: Eumo-Octaedro

 

Vanesa Pareja

Profesora de Diseño y Usabilidad

Contacta con nosotros

No estamos en todo momento. Sin embargo, nos puede enviar un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

trabajo colaborativorealidad virtual