Este fin de semana, durante los días 20, 21 y 22 de Julio, ha tenido lugar la VI edición del Festival de videojuegos “Gamepolis”, la cual ha reunido más de 40.000 visitantes en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga. Es el mayor evento dedicado a la cultura e industria del videojuego en Andalucía, e incluso del sur de Europa.

Es[tech], como buenos sucesores de allá los juegos de 8 bits, hemos estado allí para comprobar qué novedades tenían preparadas la industria del videojuego, visitar los múltiples eventos y ver los avances de empresas relacionadas con el sector tan importantes como Intel HP, Microsoft, Nintendo, NVIDIA, PlayStation, Versus y Ubisoft.

 

Al contar con distintos entornos, hemos podido repartir nuestro tiempo entre los escenarios, las competiciones eSports, una zona indie donde los desarrolladores más alternativos han expuesto sus propuestas del videojuego alternativo, una zona de Realidad Virtual donde hemos disfrutado jugando y probando nuevas experiencias, una zona de exposiciones donde hemos podido comprobar las últimas novedades de la industria del videojuego, y nos hemos puesto nostálgicos en la zona retro, recordando entre más de 200 consolas la historia de donde venimos.

Para comenzar, asistimos a la primera conferencia con expertos del sector sobre “Oportunidades de Trabajo en los Videojuegos”, con Curro Rueda de Genera Games, Francisco Pérez de Mindiff Technology (y una eminencia en el videojuego español), Angel Sánchez de Redvel Games y Rafael Casaucao de Gunstar STudio.

 

Más tarde, pudimos disfrutar de la presentación de datos de libro blanco del videojuego en España. Emanuele Carisio, secretario técnico de DEV (Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento) presentó en exclusiva un adelanto de su próxima edición.

 

En cuanto al desarrollo más indie, a primera hora de la tarde pudimos acudir a la conferencia sobre los retos de pre-producción del videojuego Blasphemous, una aventura de acción y plataformas en 2D desarrollada por el equipo “The Game Kitchen”, los mismos autores de “The Last Door”.