en arte, otros
edición

Montaje o Edición.

Siempre se ha dicho que una película se “escribe” tres veces, la primera en el guión, la segunda durante la grabación o rodaje y la tercera en el momento de editarla. Podemos hacer una pequeña diferencia entre utilizar el término montaje, que es cuando se montaban las películas en celuloide o película de cine y edición, más actual y con archivos digitales.

A día de hoy el termino montaje se sigue utilizando en cine, pero está siendo sustituido por edición.

Antes de entrar en detalles de cómo algunas películas han cambiado por completo en sus ediciones, quiero hablar del famoso efecto Kuleshov, que recibe el nombre del cineasta ruso Lev Kuleshov y que consistió en mostrar la misma imagen del actor Iván Mozzhujin viendo un plato de sopa, un ataúd y un niño jugando y como el público percibía reacciones diferentes del actor a lo que estaba viendo, cuando la imagen era la misma, de esta manera vemos como el espectador es un participante activo en el proceso de la creación de significados.

Ahora es cuando vamos a hablar de cómo ciertas películas cambiaron por completo a la hora de ser editadas.
Hay que tener en cuenta, que en ocasiones, son los estudios los que tienen la última palabra sobre el corte final y como dicho corte puede variar totalmente de lo que tenían pensado sus directores.

Sin duda el que ahora nos viene a todos a la cabeza es el Snyder´s cut de La liga de la justicia. Durante años Zack Snyder ha estado defendiendo que la película estrenada en cines no tenía nada que ver con lo que él tenía en mente y durante todo este tiempo ha luchado para que se viera su corte, algo que por fin ha conseguido y que veremos el año que viene y en el que ha afirmado que se mostrará hasta un 80% de material nuevo.

Esto es debido a que cuando Warner o Joss Whedon vieron el montaje de Snyder decidieron que no es lo que buscaban y casi grabaron la película por completo y mostrando un corte final que poco tenía que ver con lo que Snyder quería.

Siguiendo con películas de superhéroes tenemos el ejemplo de Escuadrón suicida, el corte que vimos en el cine no fue el de su director David Ayer el cual fue totalmente descartado y posteriormente el pobre de Ayer tuvo que defender lo visto en cines y también es sabido que gran parte del material del Joker de Jared Leto fue descartado.

Otro caso más fue el de 4 Fantásticos de Josh Trank, que aseguró que la película vista en cines no tenía nada que ver con lo que él tenía en mente, llegando a renegar de la película.

Y es que suele suceder que pasa mucho que cuando estás editando la película te das cuenta de que o bien te faltan planos para contar bien la historia o los que tienes no son los correctos, por eso hay producciones que se curan en salud y añaden cláusulas en los contratos de los actores para volver a grabar, este fue el caso de El señor de los añillos donde los actores en ocasiones volvían para realizar tomas adiciones, en el caso de esta trilogía y en la de El Hobbit se da la circunstancia de que las versiones estrenadas en cines eran mucho más cortas de lo que su director Peter Jackson tenía pensado, posteriormente ya en el formato doméstico pudimos ver sus versiones extendidas.

Muchas veces estas ediciones extendidas aportan nuevas escenas que dan una mejor información para la trama, otras veces se prescinde totalmente de un personaje que apenas acaba apareciendo en el corte final como el caso de Michelle Monaghan en Constantine.

imagen

Corte final en las Películas.

Vamos con un repaso rápido de películas con problemas a la hora de su corte final:
Aliens, tenía una gran cantidad de material rodado que James Cameron tuvo que reducir drásticamente.

Alejandro Magno de Oliver Stone también se estrenó con un montaje que le pareció insuficiente al director.

Guerra Mundial Z es otro caso más en el que durante el montaje ves que lo que tienes no funciona, toda la parte final se volvió a grabar, quitando escenas de batallas en Rusia (las más caras) y haciendo desaparecer por completo al personaje de Matthew Fox.

Apocalypse Now ha llegado a tener hasta tres montajes diferentes estrenados en diferentes épocas.

Blade Runner ha tenido también diferentes cortes, éste es un ejemplo de cómo un final puede cambiar totalmente una película.

La trilogía original de Star Wars sufrió diferentes modificaciones a posteriori para “mejorar los efectos” hay que destacar como Lucas tenía pensado realizar una escena con Jabba el Hutt y como rodó esta con un actor real, para más de 20 años después cambiarlo digitalmente.

Dying of the Light de Paul Schrader fue editada por sus productores haciendo que tanto su director como elenco se quejaran de ello.

El guerrero nº 13 acabó siendo editada por Michael Crichton autor de la obra en la que se basa y dejando fuera el montaje de su director John McTiernan.

Y para terminar el caso de El exorcista: El comienzo que llegó a tener dos versiones totalmente diferentes dirigidas por diferentes directores ya que los productores no lo vieron claro con la primera versión de ella.

Y hasta aquí estos ejemplos, hay muchos más, de cómo lo que se edita puede tener una perspectiva diferente según sea el encargado de la edición.

Juan José Patón Herrera

Profesor de Realización y Postproducción.

Contacta con nosotros

No estamos en todo momento. Sin embargo, nos puede enviar un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

diseñomejora vida con tecnologia