en desarrollo, educación, videojuegos
Importancia de proceso creativo

EL PROCESO CREATIVO Y SUS FASES:

EL PROTOTIPO, pieza fundamental del proceso creativo de un DISEÑO.

Podemos definir la creatividad como la capacidad de resolver los problemas de una manera eficaz, novedosa y valiosa. Pero los problemas o tareas a los nos que enfrentamos habitualmente, no siempre necesitan la misma solución ni la misma manera de pensar. 

Según Norman, D.A. (1988), el Proceso Creativo aplicado al DISEÑO es el espacio de tiempo en el cual intentamos dar la solución a dichos problemas o tareas, desde las primeras fases hasta su finalización. En su obra “Emotion and design: Attractive things work better”, afirma que un Proyecto de Diseño, como un proceso creativo más, podemos señalar las siguientes fases:

 

  1. Definir el proyecto, que arrancará tras una reunión con el cliente.

 

  1. El informe o brief, que debe ser claro, eficaz y completo. Incluye incluye los objetivos del proyecto, a quién está dirigido, el posicionamiento deseado, la planificación, el presupuesto y el mensaje que busca transmitir.

 

  1. Creación de una estrategia, en base a la información recopilada, es momento de establecer las directrices de lo que quiere el cliente y una solución para lograr los objetivos.

 

  1. Generación de ideas. 

Para idear tienes varias opciones:

– Lluvia de ideas (brainstorm)

– El método morfológico un método analítico-combinatorio creado en 1969 por Fritz Zwicky. Su objetivo es resolver problemas mediante el análisis de las partes que lo componen. 

 

  1. Creación de bocetos o Prototipos.

En el diseño y desarrollo de productos y/o aplicaciones digitales, hay una serie de fases que conviene seguir, aunque muchos profesionales, en función del tipo de proyecto pueden obviar alguna o pueden hacer más o menos hincapié en alguna fase. De forma general los pasos a seguir serán:

– realización de un sketch.

– creación de un wireframe.

– un mockup.

– y finalmente realizar un prototipo de alta fidelidad.

 

  1. El arte final.

Esta es la representación detallada de un concepto de diseño, muy cercana al aspecto que tendrá la pieza final.

 

  1. Revisiones con el cliente.

El paso final son las revisiones con el cliente. Esta parte del proceso puede ser lo más tedioso porque en un principio puede no ser aceptada la pieza y tendrá que modificarse, por lo que se tendrán que aplicar técnicas de persuasión y negociación.

 

De todas las fases del Proyecto de Diseño en el proceso creativo, vamos a dedicar especial atención al punto nº 5, la creación de Prototipos.

Proyecto de Diseño

UTILIZACIÓN DE PROTOTIPOS EN EL PROYECTO DE DISEÑO.

Como afirma el profesor Granollers (2005) en Diseño de sistemas interactivos centrados en el usuario, el prototipo suele ser el último producto generado en las fases finales del proceso de diseño donde se evalúa no sólo la parte visual sino también la interactiva. Sin embargo, en algunos casos se puede crear un prototipo que exprese el concepto desarrollado en las otras fases del proceso de diseño. Esto no sólo permite que el cliente tenga una idea aproximada del diseño final, sino que también ahorra recursos y tiempo, por lo que en ciertos proyectos puede que sea necesario recurrir a este tipo de prototipo.

En el caso de prototipos rápidos ( sketches, wireframes…) su uso también está muy extendido en las primeras fases del proceso, para verificar si el diseño (arquitectura de la información, composición de los elementos en la interfaz, etc) está yendo en la dirección correcta. En estos casos, todavía no se tiene una idea sobre detalles como los colores o la tipografía, así que se pueden realizar usando sólo grises. 

Antes de avanzar hacia el diseño del producto final, se realizarán una serie de pruebas con usuarios de diferentes perfiles, en distintos dispositivos. Gracias a dichas pruebas el diseñador puede detectar errores, no sólo de interactividad sino de usabilidad o accesibilidad, alcanzando el principal objetivo de un prototipo, mejorar la Experiencia de Usuario (UX) en el producto final.

Por otra parte, la realización de prototipos permite al diseñador organizar ideas, expresar conceptos y reinventar caminos a través del llamado conocimiento enactivo que es aquel que obtenemos a través de interacciones con el entorno que involucran la unión de la percepción y la acción, Verplank (1955).

Los prototipos, como cualquier otro producto generado dentro del proceso de diseño, son herramientas que ofrecen diversos beneficios. No sólo de forma inmediata, mientras se desarrolla el proyecto específico, sino que también pueden ayudar a realizar un producto mucho más completo, pues impulsan el trabajo en equipo, la comunicación efectiva con el cliente y la participación de los usuarios finales para poder crear un producto o versión final superior a la que se hubiera logrado sin el uso de los prototipos, mockups y wireframes.

Jorge Muñoz López

Profesor de Diseño y Usabilidad

Asignatura UI/UX

Contacta con nosotros

No estamos en todo momento. Sin embargo, nos puede enviar un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Narrativa en videojuegosIncubadora